Se encuentra usted aquí

Tarja Turunen, una cátedra sobre el metal lírico

Autor: 
omar.vasquez

La artista nacida en Finlandia, pero radicada en España, regresó a Bogotá para confirmar las razones por las que fue la figura de la banda Nightwish y para encender la primera jornada de Rock al Parque 2019.

La sorpresa fue encontrarla encerrada en un container de la producción del festival. En ese aislamiento, Tarja Turunen repasaba sus movimientos una y otra vez. Quienes estaban afuera escuchaban asombrados a una mujer que subía su voz hasta tonos imposibles. Chucky García, programador y curador de Rock al Parque, tras asomarse por la ventana y verla sentenció: “Es que es demasiado tesa. Es una mujer de conversatorio. Es tremenda”. Sus ojos escarchados de azul y su sonrisa constante se pavonearon por los pasillos de la producción. Al llegar al camerino, un último té y completo hermetismo. (Además: The 5.6.7.8’s, las reinas del rock de garaje) Pocos pasos para llegar al Escenario Plaza a construir una nueva historia para su carrera. El movimiento en la tarima es inevitable, su staff ultima detalles y ya el público está enloquecido coreando el nombre de la artista de formación académica. 

Tarja Turunen se asoma. Las pantallas en fuego. Sobre las 5:25 con puño en mano empiezan a entrar sus músicos a tomar el lugar que les corresponde. Las guitarras se encienden y ahí la tienen. Con chaqueta de cuero con taches dorados, pantalón negro de cuero y su melena negra se abre paso. No hay duda de que su metal sinfónico tiene cada vez más adeptos en la capital de Colombia. Sus letras y sus sonidos paralizan, es más, hipnotizan. Se inclina, como si no pudiera creer que está viviendo ese momento, grita emocionada: “¡Bogotá! Es increíble verlos nuevamente, ya pasaron muchísimos años. Muchísimas gracias por recibirme”.

Durante nueve años, Tarja fue la vocalista de la banda de Nightwish. El 29 de julio de 2014 fue jurado de la cuarta temporada del popular programa de televisión The Voice of Finland. Desde 2008 se radicó en Argentina donde su carrera como solista ha tenido otras posibilidades, sin duda su presencia en el festival gratuito de rock al aire libre más grande del continente quedará en la memoria de los colombianos. La sensualidad y el talento de esta artista se paran a recalcar que este evento es cada vez más diverso y que su propósito por darle voz a las mujeres es cada vez más poderoso.

Con la bandera de Colombia en la mano se despidió de sus fans, dejando además una sensación de respeto en quienes compartieron sus pocos minutos en el Parque Simón Bolívar. La Alcaldía de Bogotá, además, le otorgó a Tarja Turunen el premio de embajadora ante el mundo de Bogotá Ciudad Creativa de la Música, un reconocimiento más para que ella siga dándole volumen a su voz.