Se encuentra usted aquí

La diversidad, la juventud, el talento y la música marcaron la segunda jornada de Rock al Parque 2017

Autor: 
eliana.osorio

Un total de 23 bandas; 10 distritales,  5 nacionales y 8 internacionales hicieron vibrar a más de 50 mil espectadores a punta de rock, reggae, punk, ska, hardcore, fusiones rítmicas y nuevas tendencias, en el Parque Metropolitano Simón Bolívar

En la versión número 23 del festival rockero más importante del país, que realiza la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto Distrital de las Artes – Idartes,  hubo espacio para toda una variedad de  sonidos,  estilos, ritmos y cadencias musicales, nacionalidades, colores, pensamientos y tendencias.

Los más de 50 mil espectadores que llegaron hoy al Parque Metropolitano Simón Bolívar pudieron disfrutar de la diversidad del festival que, en esta jornada, contó con la participación de bandas de Colombia, Venezuela, Chile, Argentina, China, Estados Unidos, México y España.

El rock invadió la ciudad este domingo poco después de la una de la tarde cuando los jóvenes de las bandas de los Centros Locales de Formación Artística del Idartes, Roots of Rock, The Feedback, Tijax  y Valentain se tomaron las tarimas del festival, para dejar claro que el rock en Colombia tiene futuro.

Roots of Rock abrió el festival con una presentación impetuosa, en el escenario Plaza, mezclando el rock duro y el hardcore  con la pasión y la fuerza de una impecable interpretación. En la tarima del Escenario Eco The Feedback estuvo a cargo de imponer las notas modernas del rock nacional, mientras las letras y los sonidos de Tijax se imponían en la tarima del Escenario Bio; que poco después recibiría a Valentain, colectivo artístico de sonidos urbanos como el reggae, el dance hall y el hip hop.

Eran poco más de las 2 de la tarde, cuando la banda distrital ENEPEI se tomó el Escenario Eco, para combinar su metal más contundente con la cadencia pura y tradicional de los bambucos, pasillos, guabinas y cumbias colombianas; y es que, el público de esta segunda jornada, fue un público decidido que se contagió  sin dudar de la potencia acústica y la fuerza escénica  de bandas distritales como La Vodkanera, Los Rolling Ruanas, Rompefuego, 8BM - 8 Bits Memory, Blessed Extintion.

El cartel nacional estuvo a cargo de seis bandas del mejor nivel como Antised de Medellín, una de las bandas más destacadas de la nueva camada del hardcore punk paisa; Estado de coma, referente del hardcore  caleño que se presentó por primera vez en Rock al Parque; Circus Funk, agrupación caleña que también debuta en el festival con todo el poderío de su funk duro y Elkin Robinson, músico de Providencia que ha hecho de los ritmos afrocaribeños como el reggae, el calipso, el mentó y el zouk su principal motivo de inspiración.

Las bandas internacionales que pasaron hoy por los escenarios del Parque Simón Bolívar iniciaron su recorrido con Crema Paraíso  de Venezuela,  que trajo al festival toda la potencia de  un rock con algo de jazz y ritmos venezolanos.  A esta banda le siguió la chilena Cómo asesinar a Felipes con su repertorio frontal y certero de rock duro y jazz.

Los Caligaris  de Argentina, hicieron de su debut en Rock al Parque un show especial para celebrar su 20 años de historia, con una colorida puesta en escena que incluyó rock y ska y Zhaoze de China, la Primera banda de este país invitada a Rock al Parque  en toda la historia del festival, presentó un repertorio de música instrumental, rock progresivo, de vanguardia, folk y  post rock. Al cartel internacional se sumó la agrupación legendaria de hardcore punk  H2O, Sig Ragga de Argentina, con su mezcla de  reggae, jazz y  rock progresivo; Titán de México que debutó en Rock al Parque; Macaco de España, que cerró el Escenario Bio con su nuevo show de sonidos latinoamericanos y roots  y la banda de death metal de colombianos en el exterior, Carnivore Diprosopus.

“Tenemos que destacar el buen comportamiento del público, expresar nuestras felicitaciones, porque este festival no lo hacemos solos y lo que hemos visto aquí es un ambiente de convivencia y de respeto a la diferencia”, señaló Juliana Restrepo, directora del Idartes, al cierre de la jornada.